martes, 30 de octubre de 2012

¿PREMIAR A LOS QUE ROBAN LA NACION, Y GARROTE A

LOS QUE LA DEFIENDEN?



Gloria Flórez Schneider Parlamentaria Andina


Presidenta Comisión II Parlamento Andino

Defensora de Derechos Humanos

Inicio esta columna con dos noticias. La primera, la lamentable decisión adoptada por el

Ministerio del Trabajo de declarar el Tribunal de Arbitramento para dirimir el proceso de

huelga que se adelanta hace 94 días por los trabajadores de las minas de carbón de la Jagua

de Ibirico en el departamento del Cesar, de la multinacional Suiza GLENCORE, agrupados en

SINTRAMINERGETICA. La segunda, que ese mismo día, 19 de octubre, se oficializa la

nominación y asignación de la GLENCORE al

Premio Planeta Negro por la práctica de

conductas que atentan contra los derechos humanos y el medio ambiente en el mundo.

Que paradoja, en Colombia se premia a las Multinacional Suiza GLENCORE es lo que sienten

los trabajadores valerosos del Carbón que han resistido 94 días de huelga por la defensa de

los derechos laborales, sociales, ambientales y por su lucha nacionalista por los recursos de la

nación, de todos los colombianos y colombianas, para que no sean saqueados y robados

como hasta ahora. Y se les da garrote por denunciar los atropellos.

Este conflicto colectivo se ha entablado por los abusos de la empresa transnacional suiza

GLENCORE INTERNATIONAL AG y ha durado este periodo de tiempo, excediendo

ampliamente los límites establecidos en la ley, gracias a la arrogancia y falta de interés de

dicha empresa en resolver por la vía del diálogo y la concertación las peticiones de sus

trabajadores. Por el contrario ha actuado con dilación, para mover la maquinaria legal y

política con el fin de que se cite una vez más a un Tribunal de Arbitramento para resolver la

negociación con los trabajadores, lo cual ya se ha demostrado en numerosas ocasiones es un

mecanismo poco efectivo y que finalmente logra no solo extender sino acrecentar el conflicto

laboral en el tiempo.

Como constate en la visita que hice a la Jagua de Ibirico el pasado 16 de octubre a la carpa de

los trabajadores, los abusos llegan a todos los ámbitos y violan los derechos fundamentales y

derechos humanos de los trabajadores consagrados por la Constitución Política de Colombia y

el Derecho Internacional.

Esto sin lugar a dudas es una situación extrema y debe convertirse en adelante una situación

prioritaria para el Ministerio del Trabajo y el resto del Gobierno Nacional al no poderse seguir

extendiendo en el tiempo por su gravedad.

Pero que hay detrás de la estrategia de la empresa que busca cercenar los derechos laborales

conquistados? Que hay detrás de la demanda de unidad de empresa que el sindicato y otras

organizaciones sociales han interpuesto a la Nación?

La estrategia usada por la GLENCORE en Colombia, de dividir la empresa en 3 razones sociales

distintas no solo afecta los derechos laborales, también el pago de impuestos y regalías que

debe percibir la nación por la explotación del carbón. Como expresan los trabajadores en

pronunciamiento SOS del 19 de octubre. “Se evidencia que el fraccionamiento del Proyecto

La Jagua en Tres (3) empresas Carbones de la Jagua (CDJ), Consorcio Minero Unido (CMU) y

Carbones El Tesoro (CET) obedece a una estrategia de fraude en contra del fisco nacional

perjudicando con ello a las comunidades del departamento del Cesar al verse privadas de las

regalías que por ley deben pagar la empresa que explotan recursos naturales en el territorio

nacional. Lo anterior por cuanto Carbones el Tesoro es una empresa de papel que no

teniendo trabajadores ni maquinaria, es utilizada como fachada para reportar producción de

carbón y con ello disminuir los topes de tonelaje que la ley fija para el pago de regalías,

información obtenida de la denuncia que hizo en el mes de marzo la prestigiosa emisora “La

WW Radio” en el link:

http://www.wradio.com.co/noticias/economia/minera-glencoreestaria-

dejando-de-pagar-regalias-al-gobierno-por-cerca-de-100-millones-dedolares/

20120323/nota/1659248.aspx”



Una vez más cantamos con dolor de patria “La ley del embudo, lo ancho pa’ ellos, lo angosto

pa’ uno”. Nos queda como colombianos y colombianas desatar la más amplia solidaridad

para con los trabajadores del carbón, enviando cartas al Gobierno Nacional, a la Sala Laboral

de La Corte Suprema de Justicia y a los entes de control Colombianos con el fin de que

garanticen los derechos de los trabajadores y de los pobladores del Cesar y de Colombia

entera. Hay que unir fuerzas para que la Corte Suprema no falle a favor de la empresa

Glencore y demande la ilegalidad de la huelga, porque con ello se despediría a la Junta

Directiva del sindicato y a todos los trabajadores y pobladores que han demostrado a

Colombia su compromiso con el país y con la defensa de los recursos de todos y todas.

Solidaridad con los valerosos trabajadores del Carbón.

Bogotá 19 de octubre de 2012


gloriaFlorez@parlamentoandino.org

info@gloriaflorez.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada